Cuento·Diario

Cuento: “Injusticia en el mar” por Cristal Mary Romero Ramírez

 

delfin

Me siento solo, ya no tengo con quien jugar y cada vez mi familia se hace más pequeña. Todo comenzó desde que mis ancestros comenzaron una ruta por Japón. Mis primos me dicen que se aprovechan de nuestro don por el sonido y nos acorralan matando a todos en la llamada bahía de Taiji. Es horrible. Todos se desesperan y quieren salir de esas redes. Desean ayudar a sus hermanos, padres, primos, pero no pueden hacer nada sino que tienen que observar como son asesinados sin piedad. Y eso no es todo, no solo nos masacran en esa bahía sino que a los más hermosos o fuertes  de nuestros familiares son elegidos para estar en cautiverio. Ahí es donde está mi mejor amiga, ella se fue el septiembre pasado y nunca regresó. Aprovechan su inteligencia y sus habilidades para que obedezca, siempre a cambio de comida. Nos encantan los sonidos, la danza y el salto para comunicarnos y orientarnos. Ese don que tenemos del sonido es el mismo que los hombres utilizan en nuestra contra. Entre los ejercicios que realiza un delfín entrenado se incluye todo lo que hacemos en nuestro ambiente natural como piruetas y saltos pero en este ambiente es por obligación. Mi mejor amiga debe de estar sufriendo, con estrés y depresión en esos espectáculos, debido a tanto ruido al que son sometidos con esos entrenadores que no tienen corazón. En nuestro entorno natural nos movemos con naturalidad, en cautiverio sufrimos. Nos gustar recorrer varios kilómetros en el océano cada día y utilizar nuestro sonar el cual es restringido en cautiverio. Estar así es como si a ustedes los hombres les pusieran una venda en los ojos y no pudiesen observar nada. Estamos entre las especies más inteligentes que habitamos el planeta, ¿pero por qué nos asesinan? Nosotros no le hacemos daño a nadie. Hemos salvado a muchos bañistas y hasta a esos que arriesgan sus vidas cerca de los tiburones haciendo piruetas con una tabla. Ellos no son los que le hacen daño a mi familia, pero tampoco hacen nada por ayudarnos y parar esta masacre. Muchas veces ni saben lo que nos está ocurriendo y los pocos que saben, están frustrados porque nadie los escucha. Nosotros siempre estábamos en grupos de 1000 o más pero desde un tiempo para acá no llegamos ni a los 600. Somos muy familiares y nos gusta cuidar de los unos a otros incluso allí en la bahía, por eso casi nadie regresa con vida. Estoy asustado, quiero vivir, tener una familia, salvar a los míos pero no sé cómo lograrlo. Ya tengo la edad para comenzar esa ruta de la que todos hablan y pocos salen con vida. En mi caso espero poder regresar y contarles mi propia historia…

—————————————————————————

*Este escrito se realizó hace unos años atrás basándose en esta noticia.
Para saber más acerca del tema recomiendo el documental The Cove, por aquí el tráiler:

________________________________________________________________

1268292_10151863155436701_1513765938_o

Acerca de la autora.

Un comentario sobre “Cuento: “Injusticia en el mar” por Cristal Mary Romero Ramírez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s